VERANO, MÚSICA Y BUEN ROLLO. ELECTROMAR 2016

Si tuviéramos que definir este festival con tres palabras sin duda nos quedaríamos con estas. Desde el primer momento hasta el final, el evento nos proporcionó buen ambiente, buena música y lo que más nos gusta a todos, un festival en verano. Así fue nuestra experiencia de la edición 2016 de Electromar:

Era media noche y llegábamos al Parque Antonio Soria, en Torrevieja donde estamos acostumbrados a asistir cada año. Nada más llegar nos encontramos con una gran multitud de gente tanto dentro como fuera del festival. Procedemos a recoger nuestras acreditaciones y entramos con facilidad y sin ningún problema al recinto. Era el turno de Michael Calfan. El francés se desenvolvió de una manera espectacular y con mucha seguridad —algunos pensaban que lo hacía como si estuviera en casa— con un set muy centrado en House. Sin duda alguna un Warm up perfecto para la noche que nos esperaba, repleta de muy buenos artistas de estilos variados.

Terminado el set, llegaba el momento de Julian Jordan. Este tuvo que empezar algo más tarde ya que su avión se retrasó un poco. Todo el mundo le esperaba y supo superar el listón que el público le pedía. Su set estuvo cargado de estilos como el progressive, bigroom y future bass. No faltaron temas como ‘BFAM’ con su gran amigo Martin Garrix con el que empezó hace unos años o ‘All Night’ uno de sus últimos lanzamientos. Además de nuevas colaboraciones que no han visto todavía la luz con Mashmello o de nuevo Martin Garrix.

Eran las 3 de la noche y llegaba Sander Van Doorn. El holandés llegaba del Barcelona Beach Festival. Su sesión fue una mezcla de los temas más conocidos de la electrónica junto con producciones de su sello Doorn Records, subsello de Spinnin.

Tras su actuación, llegaba el momento de la noche. El turno de LNY TNZ. Un set que se basó en Bigroom y Hardstyle que sin duda puso los pelos de punta a todos los asistentes. No decepcionaron y fue sin duda de las mejores actuaciones del festival.

Además de lo anteriormente mencionado, habían otros escenarios. Estos reunieron en algunos momentos más público que en el Mainstage. Algo que destacar ya que no estamos acostumbrados es la media de edad del festival, ya que rondaba desde los 16 hasta los 40 gracias a su variedad musical. En estos escenarios podríamos destacar las actuaciones de Umek, Paco García o Javi Boss con el que pudimos terminar la noche y acabar con todas nuestras energías al mas puro estilo de Hardcore.

Sin duda una edición que pudimos disfrutar en todos los aspectos gracias a su variedad musical y a su buen cartel. También mencionar que la organización estuvo de diez ya que nos trató de una manera correcta. Quizá solo faltó un lugar para poder dejar y trabajar los encargados de prensa, pero tampoco era 100% necesario.

¡Esperamos poder seguir asistiendo a más ediciones que seguro que mejorarán!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *